Mantenimiento de los amortiguadores

Mantenimiento de los amortiguadores, inversión en seguridad.

Mantenimiento de los amortiguadores

Mantenimiento de los amortiguadores, es junto con el de frenos y neumáticos los tres mantenimientos de nuestro vehículo a los que más atención debemos prestarle puesto que nuestra seguridad y la de nuestros pasajeros depende de que estos tres elementos se encuentren en buen estado. Los amortiguadores y los neumáticos se encargan de que el vehículo mantenga su estabilidad tanto en linea recta como en curvas pero en este articulo nos centraremos en la amortiguación ya que en otro articulo ya hablamos de los neumáticos

Es altamente recomendable realizar una revisión de la amortiguación aproximadamente cada 25.000 o 30.000 Km incluso si no percibimos nada anormal, ya que es posible que no detectemos un deterioro debido a que el desgaste se va produciendo poco a poco y nos acostumbramos a el «tacto» de conducción al mismo tiempo que se desgastan. Por tanto es posible que al estar conduciendo nuestro vehículo día a día, no seamos capaces de detectar su ineficacia porque nos hemos acostumbrado poco a poco a su estado.

Como detectar unos amortiguadores en mal estado

Mantenimiento de los amortiguadores

  • Si al conducir, especialmente por vías en mal estado, notamos demasiadas vibraciones puede ser un síntoma de desgaste.
  • El coche tarda demasiado en detenerse al frenar.
  • El coche parece haber perdido estabilidad o al tomar una curva parece que quiere «salirse» de la misma y en ocasiones se balancea.
  • Los neumáticos no se desgastan de forma regular. Si un neumático presenta más desgaste que otro puede deberse a que alguno de los amortiguadores no se encuentre en buen estado.

 

Si detectamos Cualquiera de estos síntomas debemos realizar una revisión de los amortiguadores inmediatamente pues corremos el riesgo de sufrir un accidente si nos vemos inmersos en una situación apurada donde debamos frenar fuertemente o realizar un volantazo para esquivar un peligro. Situación que aunque no nos suceda a diario sin duda tarde o temprano nos veremos obligados a afrontar en mayor o menor medida.