Cuidado del coche en verano

Cuidado del coche en verano específicamente.

Cuidado del coche en verano

Cuidado del coche en verano es un poco diferente a otras épocas del año debido a que solemos realizar desplazamientos más largos de lo habitual y además las altas temperaturas hacen que el vehículo sufra más de lo normal. Por tanto queremos compartir consejos para evitar que las ansiadas vacaciones se conviertan en una mala experiencia debido a que el coche nos deje en la estacada

Consejos para el cuidado del vehículo en verano.

Cuidado del coche en verano

  • Si vamos a realizar un desplazamiento largo debemos revisar el estado de los niveles de aceite, agua del motor y líquido limpiaparabrisas. También comprobaremos la carga de la batería y la presión de las ruedas. Sin olvidar comprobar las luces y frenos.
  • Si vamos a conducir en el momento de la puesta de sol es conveniente perder unos minutos asegurándonos de que el parabrisas está limpio.  Si el sol nos “ciega” en carreteras que no conocemos podemos tener un accidente.
  • Con las altas temperaturas y en un desplazamiento largo los frenos sufren mucho. Intenta usar el freno motor para no sobrecalentarlos.
  • Comprueba periódicamente la temperatura del motor en el testigo del salpicadero durante la conducción.
  • En verano, la presión de los neumáticos es fundamental. Si los neumáticos tienen una presión baja, estos se calentarán más aún y su desgaste se multiplicará.
  • En el caso de que nuestro vehículo no haya visitado el taller en un largo periodo, aprovechando la llegada del verano, es una muy buena idea aprovechar estas circunstancias para realizar un checkeo del mismo en nuestro taller de confianza.
  • Procura aparcar tu vehículo en la sombra y usa un protector interior de tapicería. En el interior de un vehículo aparcado al sol pueden alcanzarse 70 grados. Esto puede incluso provocar el fallo de los componentes electrónicos de los elementos instalados en el salpicadero o panel interior.
  • La pintura también sufre más de lo habitual en verano especialmente si nos desplazamos a la playa. Lava tu coche con frecuencia y usa cera protectora de rayos ultravioleta para una mayor protección.
  • Al terminar tus vacaciones, realiza un lavado a fondo para remover cualquier resto de salitre. Esto es importantísimo para evitar una futura corrosión de la chapa.