Como cuidar el embrague del coche

Como cuidar el embrague del coche

Como cuidar el embrague del coche para alargar su vida.

Como cuidar el embrague del coche es uno de los aspectos que más dinero puede hacernos ahorrar entre los conocimentos de cuidado del vehículo que se pueden poseer, ya que la reparación del embrague es una de las más costosas.

Aplicando estos conocimentos que listaremos a continuación no solo estarás previniendo la rotura del embrague sino que ahorrarás combustible y además cuidarás otras partes mecánicas del motor.

10 Consejos para cuidar el embrague del coche:

  1. Cuando conduzcas por autovía u otra vía donde no estás cambiando marchas no dejes el pie apoyado en el pedal del embrague. De hecho procura siempre quitar el pie del embrague tras cambiar de marcha. Dejarlo apoyado hace que el embrague patine y de este modo lo desgastamos innecesariamente.
  2. Presiona hasta el final el embrague. Pisando a medias provoca más fricción de lo necesario. Prueba de ello es cuando alguna vez hemos escuchado ese desagradable chirrido de las marchas lo que es extremademente perjudicial para el embrague.
  3. Suelta el embrague con suavidad y no demasiado rápido. Levantar el pie de golpe o demasiado lento tambien perjudica el embrague.
  4. No dejes la mano apoyada sobre la palanca de cambios. Si dejamos la mano apoyada estamos ejerciendo presión que no beneficia al cambio. Además, de este modo nos acostumbraremos a conducir con las manos en el volante.
  5. No dejes una marcha puesta cuando estés parado en un semáforo o en cualquier otra situación. De hacerlo así estamos desgastando de forma innecesaria esta cara pieza del motor.
  6. Al subir una cuesta no lo hagas con el embrague a medio pisar. Esto es una mala práctica de muchos conductores. Lo idóneo es usar una marcha lo suficientemente corta que nos permita subir la pendiente.
  7. No realices «doble embrague».
  8. Evita frenar con una marcha puesta hasta que el coche empiece a tironear.
  9. Algunos conductores jóvenes (y no tan jóvenes ) se divierten «picando» el embrague para hacer una derrapada. Se debe saber que cada vez que hagamos esto restamos semanas de vida al embrague.
  10. Por último, Mantén los líquidos refrigerantes (agua, aceite…) en sus niveles y en buen estado. El exceso de temperatura hacen que el embrague deba esforzarse más de lo normal y por tanto provoca un desgaste extra del mismo.

Si sigues estos consejos estarás previniendo averías en el embrague que son de las más costosas.