Alineado de la dirección

Alineado de la dirección, Seguridad y ahorro

Alineado de la dirección

El alineado de la dirección es una de las cuestiones fundamentales en materia de seguridad en la conducción. No sólo es importante para la seguridad sino que también influye en gran medida en la comodidad al conducir. También afecta a nuestro bolsillo porque un alineado incorrecto produce un desgaste mayor y asimétrico en los neumáticos y un mayor consumo de combustible.

Detectando una direción desalineada.

Alineado de la dirección

Uno de los síntomas más evidentes de que la dirección de nuestro vehículo necesita ser alineada es el desgaste asimétrico o desigual de una de las partes de los neumáticos. En la imagen puede apreciarse el desgaste extremo de la parte exterior del neumático.

Si se produce vibración en la marcha (especialmente en las ruedas delanteras) puede deberse al ángulo de camber o incorrecta regulación de la geometría de los elementos de la dirección.

Otros síntomas de problemas en la dirección.

  • Otro síntoma claro de desalineación es cuando notamos que el coche presenta una tendencia a dirigirse a la derecha o izquierda cuando conducimos. El Vehículo debería siempre desplazarse en linea recta. Una técnica para estar seguros es conducir en una recta de una vía en buenas condiciones y a una velocidad media soltar por unos segundos el volante sin alejar las manos del mismo y observar si el vehículo se desplaza a izquierda o derecha.
  • Si se produce vibración en la marcha (especialmente en las ruedas delanteras) puede también a problemas de los elementos de la dirección.
  • Una dirección dura puede también ser una señal de que algún elemento de la dirección presenta un problema. puede deberse a un “bordillazo”, amortiguadores en mal estado o desgastados u otra causa externa al sistema de dirección que haya producido que la dirección presente el problema.
  • Por último y aunque parezca que no tiene relación, un consumo más alto de lo normal (habiendo descartado otras causas) puede deberse a un mal alineado de la dirección, ya que un desplazamiento forzado por esta causa aumenta el consumo.

De modo que si observas alguno de estos síntomas deberías acudir a tu taller de confianza porque de otro modo puedes desgastar tus neumáticos más de lo normal, estar gastando más en combustible de lo que deberías y lo más importante: Ver tu seguridad comprometida de forma innecesaria.