Avería de la bomba de agua

Avería de la bomba de agua, un serio peligro de sobrecalentamiento del motor.

Avería de la bomba de agua

Avería de la bomba de agua, derivará en un sobrecalentamiento del motor y posible rotura de la correa de distribución, pudiendo llegar a producirse un «gripado» del motor con costosas y fatales consecuencias.

La función principal de la bomba de agua es hacer circular el líquido refrigerante por los conductos de refrigeración para mantener el motor en una temperatura adecuada y evitar su sobrecalentamiento. Esta misión se consigue con tres elementos principales; La misma bomba, el radiador y el termostato.

Existen varios motivos por los cuales la bomba de agua presenta una avería, sin embargo el principal es la pérdida o falta de líquido refrigerante (que no es lo mismo que el agua del motor).

Cómo detectar posibles problemas en la bomba

Avería de la bomba de agua

No hay demasiados síntomas que puedan comprobarse fácilmente por el conductor del vehículo. Sin embargo existen dos maneras muy efectivas de evitar los graves problemas que pueden ocasionar una rotura o mal funcionamiento de la bomba:

  • El testigo de temperatura marca más de lo habitual. La temperatura idónea de funcionamiento de la mayoría de motores es de 95º, sin embargo puede considerarse normal hasta 100º. Si se rebasasen estas temperaturas debemos parar el vehículo inmediatamente y llamar a nuestro taller para que revisen «in situ» el vehículo.
  • Observamos manchas de líquido refrigerante en el lugar donde solemos estacionar nuestro vehículo. (El líquido refrigerante normalmente es de color verde, rojo o amarillo) Si no lo tenemos claro lo tocaremos para comprobar si presenta un tacto viscoso lo que indicará que la fuga no es de líquido refrigerante sino de aceite, líquido de transmisión, liquido de dirección. . . En cuyo caso nuestro problema es otro e igualmente lo debemos revisar.